ESTÁS EN • Noticias

Fidias en Cuba, un proyecto para la restauración de esculturas

02 - 11 - 2015 POR :    Claudia Dupeiró - Prensa Latina  
img_ppal

Fidias fue uno de los más famosos escultores griegos, pero en Cuba es ahora un proyecto cultural comunitario -en la occidental provincia de Pinar del Río- con una importante contribución al desarrollo del arte en ese territorio. Con 27 años en el trabajo de la restauración y dirigidos por Pedro Luaces, por medio de esta iniciativa 170 artistas pinareños comercializan sus productos con coleccionistas de Europa y América Latina.

La diversidad y calidad en sus líneas de producción, desde la escultura, la carpintería, la herrería y la restauración de inmuebles, permite hoy valorar sus obras entre 10 y 15 mil dólares, según datos registrados por su director.

Además, Fidias es el único proyecto en Cuba autorizado para trabajar con marfil: "un permiso concedido por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma) que revisa el material, controlan la cantidad, el peso y las obras en las que se usará".

Por otro lado, la oficina de Patrimonio Cultural comprueba la antigüedad de la pieza y autoriza o no a que se deshaga para utilizar el marfil en otro trabajo, explicó Luaces.

Los coleccionistas interesados en el arte clásico, principalmente réplicas de esculturas pertenecientes al Renacimiento, el Art Decó y el Art Nouveau, pueden adquirir las obras en la propia galería del proyecto.

La mayoría de las piezas que se restauran provienen de Francia, Italia, Alemania, España y Austria; aunque los principales coleccionistas que las adquieren provienen de Israel, Estados Unidos, Brasil y Argentina, precisó el artista.

Fidias ayudó en la restauración de edificaciones icónicas de Pinar del Río como el teatro José Jacinto Milanés, el Palacio de los Matrimonios y el parque La Güira.

Mientras, en otras provincias también ha colaborado en la remodelación de monumentos situados en la ciudad de Santiago de Cuba como la Granjita Siboney y los pertenecientes a La Quinta de los Molinos, en La Habana.

Según Luaces, uno de los objetivos del proyecto es que las entidades estatales piensen en Fidias como una ayuda a sus problemas.

Como parte de sus actividades diarias, en sus locales se imparten talleres de pintura, escultura, muñequería, cerámica, bisutería y artesanía.

Además, cuenta con un parque ambientado con esculturas griegas donde hay una programación dirigida a los niños y jóvenes.

También Fidias sirve de escuela para muchos jóvenes artistas pinareños que aprenden las técnicas para esculpir en mármol y bronce, asignaturas poco fomentadas en las escuelas de arte de la provincia, señaló Luaces.

La prima ballerina absoluta Alicia Alonso, el trovador Pablo Milanés y el primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel, se cuentan entre quienes han visitado los salones del proyecto durante los últimos años.

Fidias nació bajo el amparo del Fondo Cubano de Bienes Culturales con el fin de restaurar, reproducir y crear obras de arte (tanto antiguas como contemporáneas) y en 2008 fue catalogado como Proyecto Cultural de Desarrollo Local. Desde sus inicios en la década de 1990, las piezas ornamentales resultaron el principal interés de lo jóvenes que lo integraban. Actualmente, por todo Pinar del Río y más allá, puede verse su sello en imágenes tridimensionales de diferentes formatos.

Asimismo, su programa comunitario ofrece beneficios a poblaciones cercanas que participan en sus diversos talleres y disfrutan sus instalaciones.

Tal y como dijera el antiguo emperador romano Publio Elio Adriano, refiriéndose al famoso escultor griego Fidias: "se siente responsable de la belleza del mundo".



img
img
img
img